Saltear al contenido principal
330 árboles Más En La Segunda Fase Del Corredor Verde De La A-1

330 árboles más en la segunda fase del Corredor Verde de la A-1

Se han plantado 330 árboles más en el Corredor Verde de la A-1 para completar la fase de un proyecto medioambiental que responde a un compromiso de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Alcobendas. A finales de este año, se desarrollará la tercera fase que completará todo el entorno de la autovía de Burgos a su paso por el Arroyo de la Vega.

El tramo en el que se ha intervenido se encuentra entre las calles Anabel Segura y Francisca Delgado. Allí se ha realizado la plantación de total de 330 árboles de entre 14 y 16 centímetros. Son de 5 especies de interés ornamental  y taxonómico, bien adaptadas a las condiciones climatológicas de nuestra ciudad.

330 árboles más en Corredor Verde de la A-1La concejala de Medio Ambiente, Cristina Martínez, ha visitado la zona, acompañada del portavoz del Grupo Municipal de Podemos, Eduardo Andradas, para comprobar la ejecución de esta segunda fase. “Una vez más, este ayuntamiento apuesta por la plantación de especies arbóreas que conllevan importantes beneficios medioambientales. Estos 330 ejemplares, al estar tan cerca de un vía de circulación con alto nivel de ocupación, pueden absorber hasta 6,6 toneladas de CO2 al año, el equivalente de las emisiones de unos 300 vehículos“, ha destacado la edil.

Además,  este corredor arbóreo crea una pantalla acústica que mejorara el entorno de los edificios colindantes, respondiendo así a otro objetivo de las políticas medioambientales municipales como es la disminución de la contaminación acústica.

330 árboles de la segunda fase, más 347 de la primera

La plantación de estos 330 árboles, se une a los 347 ejemplares de la primera fase del Corredor Verde. La inversión total de este proyecto, aprobado por el actual equipo de Gobierno, ha ascendido a 46.333 euros.

Alcobendas cuenta con una superficie de 1.800.000 metros cuadrados de zonas verdes públicas lo que representa una ratio den 15,51 metros cuadrados por habitante, por encima de la media nacional que se estima en unos 13,30 y por encima de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que establece en 10 metros la disponibilidad de zonas verdes para los habitantes de las ciudades de cara a su calidad de vida.

Volver arriba