Saltear al contenido principal
Entrevista A Ángel Borda: “gracias A Las Bases Que Asentaron Los Primeros Gobiernos Socialistas, Alcobendas Es Cuna De Startups Y La Tercera Ciudad De España En Facturación De Empresas”

Entrevista a Ángel Borda: “gracias a las bases que asentaron los primeros gobiernos socialistas, Alcobendas es cuna de startups y la tercera ciudad de España en facturación de empresas”

El socialista Ángel Borda (Guadalajara, 1 de mayo de 1948) fue concejal en el Ayuntamiento de Alcobendas durante 24 años. Tras afiliarse al PSOE de Alcobendas en 1978, donde ostentaba el cargo de Secretario de Administración, cinco años más tarde tomó posesión como tercer teniente de alcalde y Concejal de Policía, Protección Ciudadana, Protección Civil, Tráfico y Régimen Interior. Posteriormente, gestionó las áreas de Tráfico, Transporte, Servicios Públicos y Obras municipales. Hoy nos detalla algunos hitos de su amplia trayectoria en la administración local.

Comenzó a militar en el PSOE con 30 años, ¿cómo recuerda aquella etapa?

Siempre he tenido muchas inquietudes y, aunque en aquella época gran parte de la actividad política era clandestina, comencé a moverme por distintos entornos hasta que en 1977 decidí ingresar en el sindicato UGT. También pasaba tiempo en la Agrupación de Tetúan, pero no fue hasta que me mudé a Alcobendas cuando me afilié al PSOE, en la primera Casa del Pueblo que estaba en Fernández Guisasola. En aquella época todo era especial en el Partido. Había un interés enorme en cambiar el pueblo. Alcobendas era, tan solo, una aldea un poco grande. Estaba todo por hacer. Recuerdo con especial cariño las asambleas, que se celebraban todos los domingos, y en las que intercambiábamos opiniones para mejorar y desarrollar la Alcobendas que soñábamos.

En 1983 comenzó su etapa como concejal en el Ayuntamiento de Alcobendas. ¿Qué destacaría de los primeros años de democracia en la administración local?

En la primera legislatura se establecieron los pilares de lo que queríamos que fuera Alcobendas y, cuando tomé posesión como concejal fue el momento de ponerse `manos a la obra´ para ejecutar el Plan de Acción Municipal. Dedicábamos las 24 horas del día para desarrollar el pueblo tal y como lo conocemos ahora. Pusimos solución a necesidades básicas como dotar de electricidad a todos los distritos; asfaltar calles que hasta entonces eran caminos de tierra; construir infraestructuras esenciales como colegios, parques, etc.

Además, remodelamos el polígono industrial, donde había muchas fábricas que tenían que llevarse el agua en un botijo desde su casa. Hoy, gracias a las bases que asentaron los primeros gobiernos socialistas, Alcobendas es cuna de startups y la tercera ciudad de España en facturación de empresas.

Durante su mandato se creó el servicio de Protección Civil y se celebró la Primera Junta Local de Seguridad.

El servicio de Protección Civil vino de la mano de la ley de Objetores de Conciencia. Quisimos dar una oportunidad a aquellos jóvenes que rechazaron el servicio militar y creamos este servicio que, a día de hoy, sigue realizando una labor clave en la sociedad. Posteriormente, se fueron uniendo más personas con la inquietud de ayudar a los demás y conseguimos más recursos y medios para ellos. En 1991 convocamos la primera Junta Local de Seguridad para coordinar acciones.

Ángel Borda (izquierda) y el entonces alcalde José Caballero (derecha) en un acto de presentación de nuevos vehículos de la Policía Local, en los años 90

Ángel Borda (izquierda) y el entonces alcalde José Caballero (derecha) en un acto de presentación de nuevos vehículos de la Policía Local, en los años 90

Era una época muy compleja, en la que el consumo de drogas era muy elevado y había más robos. No llegábamos ni a 70 policías locales para dar servicio las 24 horas del día pero, paulatinamente, fuimos aumentando la plantilla, dotamos de vehículos y tuvimos la primera Unidad Canina. Otro de los retos de la Policía Local fue regular el tráfico rodado. Carecíamos de planos de la ciudad y recuerdo que un sargento, que era delineante, los hacía a mano en su tiempo libre. Cuando tuvimos todos los planos pudimos direccionar el tráfico. Una de las primeras mejoras en este sentido fue la disposición de semáforos en la rotonda de Marqués de la Valdavia con la Avenida de España.

Otra de sus delegaciones fue Transportes y Obras, en un período en el que llegó el tren a Alcobendas. ¿Qué supuso para la ciudad?

La reivindicación de la llegada del tren a Alcobendas comenzó en los años setenta. El proyecto fue aprobado por el socialista Josep Borrell, por entonces ministro de Transportes en el gobierno de Felipe González. Fue en 1994 cuando conseguimos este gran logro para la ciudad, que marcó un antes y un después en las comunicaciones y desarrollo empresarial de la misma. Recuerdo esos primeros viajes en los que me sorprendía la velocidad en la que estábamos en la capital. A día de hoy parece impensable, pero fue un hito que mejoró indudablemente la calidad de vida.

También me gustaría destacar que desde mi delegación impulsamos la creación del Circuito de Infantil de Tráfico que en la actualidad sigue siendo clave para la educación vial de nuestros niños y niñas.

El PSOE recuperó la alcaldía en 2019 y, a día de hoy, se enfrenta a una crisis sanitaria sin precedentes en la gestión local. ¿A qué retos se enfrenta el actual Gobierno municipal de Sánchez Acera?

Sin duda, se trata de un equipo que ha tenido buenos maestros de los que aprender y eso se refleja en su gestión. Lo están haciendo bien, atendiendo y escuchando a la ciudadanía y a sus inquietudes. Ahora deben volver a situar a Alcobendas a la vanguardia y recuperar una ciudad olvidada durante doce años por las políticas austeras del Partido Popular.

Volver arriba