Saltear al contenido principal

Un año después, Alcobendas tiene poco que celebrar y mucho que mejorar.

La suciedad está desbordada por las calles de Alcobendas. Sobre todo, en el Barrio Centro es cada vez más difícil dar un paseo sin tener que esquivar manchas pringosas en las aceras. Pero también en el Distrito Norte se ha hecho habitual ver cómo la basura rodea los contenedores y llena las papeleras durante días hasta que es recogida. También parece que nos hemos acostumbrado a las tiendas cerradas, sobre todo en el Centro, y a la falta de ideas del Gobierno municipal.

 

Descargar Revista

 

 

 

Volver arriba