El PSOE gana las elecciones generales y gana también en Alcobendas

En junio del 2018, con la moción de censura, comenzó el cambio político en España. Ahora, tras las elecciones generales celebradas ayer, “los y las españolas han vuelto a rechazar las políticas de recortes y retrocesos de las derechas, dando 123 diputados al PSOE; una gran victoria que también ha tenido lugar en Alcobendas, donde nos situamos como la fuerza más votada por los y las vecinas”, ha manifestado el candidato a la alcaldía de Alcobendas, Rafael Sánchez Acera.

Más de 7 millones de personas votaron este 28 de abril al PSOE, consolidándose como primera fuerza y alternativa a la derecha. Con el escrutinio cerrado, el PSOE ha conseguido 123 escaños y el 28,70% de los votos (39 más que en 2016, cuando consiguió 84 escaños y un 22,6% de los apoyos). Ahora, ha explicado el candidato a la alcaldía de Alcobendas, “Pedro Sánchez tiene la oportunidad de volver a ser investido presidente del Gobierno, si el resto de formaciones políticas se mantienen fieles a sus promesas de cambio político en España”.

Por otro lado, con respecto a los resultados electorales en Alcobendas, Sánchez Acera ha valorado muy positivamente el triunfo socialista, pero sitúa el objetivo en el domingo 26 de mayo: “ese día los vecinos y vecinas de Alcobendas estamos convocados y tenemos la posibilidad de cambiar las políticas conservadoras que el PP ha marcado en nuestra ciudad y también en la Comunidad de Madrid. Es hora de poner a funcionar de nuevo Alcobendas, de que la limpieza viaria se solucione de una vez, de que los vecinos y vecinas sientan que su alcalde les escucha y de que su Ayuntamiento no sea noticia por los asuntos judiciales de García de Vinuesa”.

Los 17.224 votos y 26,71% que el PSOE ha obtenido en Alcobendas son una muestra de confianza en el proyecto socialista, pero Sánchez Acera llama a la prudencia y marca el camino de los socialistas las próximas semanas: “no nos podemos confiar, hay que explicar a todas y todos la importancia de votar el 26 de mayo, para que no corramos el riesgo de que Alcobendas siga paralizada, con un alcalde incapaz de dar solución a los problemas que cuestionan la calidad de vida de la ciudad”.