Los Socialistas de Alcobendas llevan al pleno el problema de muchos vecinos que han perdido la ayuda a la vivienda por culpa de la Comunidad de Madrid.

El gobierno municipal del Partido Popular rechaza la moción del PSOE aprobando una enmienda que pide al gobierno de España una reforma legal, pero no soluciona el problema.

Los Socialistas de Alcobendas acusan al gobierno municipal del PP de impedir al PSOE debatir los problemas de los vecinos.

Alcobendas, 25 de octubre de 2011. Los Socialistas de Alcobendas han presentado una moción para pedir al gobierno municipal del PP que defienda los intereses de los vecinos de Alcobendas que han visto denegada por la Comunidad de Madrid su solicitud de ayuda a la vivienda, basándose en algo falso, que la habían presentado fuera de plazo.

Los vecinos presentaron su solicitud dentro de los seis meses posteriores a la firma de sus escrituras y la Comunidad de Madrid las denegó porque las considera fuera de plazo. Al ser el promotor de las viviendas un promotor público, la Empresa Municipal de la Vivienda de Alcobendas (EMVIALSA), los vecinos estarían dentro del plazo.

El gobierno municipal se ha inhibido y, además, se ha permitido mentir en el pleno, afirmando que el grupo municipal del PSOE envió antes el tema a los medios de comunicación que a EMVIALSA, lo que es falso, ya que el portavoz municipal del PSOE Rafael Sánchez Acera llevó este tema al consejo de administración de la empresa pública el lunes 17 y ante la falta de respuesta positiva del Alcalde, se informó a los medios de comunicación mediante nota de prensa enviada el martes 18.

El Alcalde ha afirmado delante de los vecinos que él no puede hacer nada y que los vecinos adjudicatarios de permuta ya fueron afortunados por la moción aprobada en el pleno de 31 de marzo de 2009 a propuesta del grupo municipal del PSOE, y aprobada por unanimidad, que supuso que se actualizara la diferencia que debían pagar para acceder a sus viviendas, lo que les supuso un notable ahorro.

El portavoz municipal del PSOE, Rafael Sánchez Acera, ha denunciado la utilización sectaria que el gobierno municipal hace del Reglamento Orgánico de Pleno, utilizándolo para impedir que las propuestas políticas de los grupos municipales se debatan. Sánchez Acera afirma que “el alcalde está dispuesto a dejar una impronta autoritaria en la dirección del pleno, haciendo un uso partidista del reglamento y evitando los debates de los temas que no le gustan, como el “IBI social” o la forma de ayudar a los adjudicatarios de los pisos de permuta que están perdiendo importantes ayudas sin que el gobierno municipal haga algo”.

Nota_Prensa_25_10_2011.doc