El alcalde del P.P. Ignacio García de Vinuesa ordena arbitrariamente a la policía local expulsar al portavoz municipal del PSOE Rafael Sánchez Acera

psoealcobendas

Todos los concejales de la oposición, de PSOE, UPYD e IU abandonan el salón de plenos en solidaridad con el portavoz municipal del PSOE.

Para Rafael Sánchez Acera, portavoz municipal del PSOE, esto es una agresión intolerable a los vecinos y vecinas de Alcobendas.

Alcobendas, 27 de septiembre de 2011. El alcalde de Alcobendas Ignacio García de Vinuesa ha ordenado a la policía local de Alcobendas expulsar a Rafael Sánchez Acera, portavoz municipal del PSOE, ante la protesta socialista porque el alcalde no ha querido debatir una enmienda del Grupo Municipal Socialista.

Ante este hecho el portavoz municipal del PSOE Rafael Sánchez Acera pidió la palabra para que el alcalde justificara su decisión en base a informes jurídicos, que el alcalde en ningún momento ha querido enseñar o leer, pese a que su lectura ha sido reiteradamente solicitada por el Grupo Municipal Socialista.

El alcalde mantuvo su negativa a leer los informes jurídicos que según él justificaban su decisión, y llamó al orden y expulsó al portavoz municipal del PSOE que continuaba defendiendo su derecho a que su enmienda fuera debatida. El alcalde de Alcobendas ordenó a la policía local expulsar al portavoz municipal del PSOE por la fuerza y éste abandonó el salón de plenos rodeado de policías municipales.

Ante este hecho el resto de concejales del Grupo Municipal Socialista abandonaron el salón de plenos, y posteriormente lo hicieron los grupos municipales de Izquierda Unida y Unión Progreso y Democracia, en solidaridad con sus compañeros de corporación.

Para Rafael Sánchez Acera, portavoz municipal del PSOE, “esto es una agresión intolerable a los vecinos y vecinas de Alcobendas, porque yo represento a los votantes socialistas y a los vecinos de Alcobendas, y lo que el alcalde de Alcobendas ha decidido es expulsar a un representante de los vecinos de Alcobendas”. Para Sánchez Acera esto es “una agresión antidemocrática. El Alcalde ha querido emular al Alcalde de Alcorcón que hizo lo mismo en el pleno de su ciudad, lo que demuestra la radicalidad del Partido Popular de Madrid”.

Nota_de_Prensa_Pleno_27_09_2011.doc